Angel

Nuevo producto

Zapato  tipo botín Angel

Más detalles

23 artículos

28,00 € impuestos inc.

Más

Zapato tipo botín con estampado de Angel colorido. Consta de una cremallera lateral y cordones. Disponible en color oro y rosa palo.

Va de la talla 20 a la 27

En el colegio había una niña que a la hora del patio siempre estaba sola, jugaba sola y a veces ni eso, esperaba a que pasasen las horas para volver a clase y después marchar a su casa. Mis amigas se burlaban de ella, se burlaban de su soledad y de sus zapatos, pues su familia no era muy adinerada y siempre iba con sus zapatos viejos y desgastados. Mi hermano decía que parecía un angel solitario. Yo no entendía cómo podía estar sola, todos merecíamos tener amigos, pero tenía miedo de que me dejasen sola a mi también si me acercaba.

Un día caminando por Terrassa encontré unos zapatos que podían ser la solución. Me acordé de las palabras de mi hermano "parece un ángel solitario". ¡Pues claro! La explosión de color en los zapatos y su harmonía daban alegría y vida a cualquiera que los mirase, me recordaban a un ángel, además llevaba la palabra escrita en su lateral, parecían como mágicos, pues sacaba una sonrisa a aquellos que los miraban. No lo dudé ni un segundo más, con insistencia pedí a mi madre que me los comprase, finalmente cedió y pude llevarmelos.

Al día siguiente, me acerqué a la niña con un paquete en mano, mis amigas estaban espectantes de qué era y si no iba a ser una broma de mal gusto como solían hacer algunos de costumbre, la niña triste porque también creía que sería una broma los abrió, pero para su sorpresa vió aquellos zapatos que inmediatamente dibujaron una sonrisa en su rostro, sus ojos brillaban, de la emoción y entre llantos me dió un abrazo de aquellos que jamás podré olvidar. Mi corazón se conmovió, el de mis amigas también. Inmediatamente se cambió aquellos zapatos viejos por aquellos nuevos que le daban brillo y vida a esa niña, y sobre todo, hizo recobrar su seguridad. Todos empezaron a fijarse en ella entonces, pues su alegría, seguridad y sus zapatos únicos, la hacían parecer un ángel. Ese fue el comienzo de muchas amistades, risas y juegos, y mis compañeros en vez de llamarla por su nombre, comenzaron a llamarla Angel.

30 productos más en la misma categoría: